• llega a Málaga la
ópera explicada por Ramón Gener

Ramón Gener: «Me he propuesto quitarle la caspa a la ópera»

El divulgador musical, que mañana hablará de Verdi en la Sala María Cristina, combate los prejuicios contra este arte con un lenguaje cercano y ameno



Es una conferencia sobre ópera, pero que nadie espere encontrar al ponente enchaquetado sentado tras una mesa con un vaso de agria sobre el tapete rojo y semblante serio. No. Ramón Gener, como.siempre en vaqueros, tocará el piano, pondrá audios; proyecciones y usará todo tipo de recursos para transmitir la música con la pasión con la que la vive. Por eso, Gener prefiere definir lo que ofrecerá mañana en la Sala María Cristina como una «conferencia- perfor~ manee». Con un lenguaje asequible y ameno, el divulgador se _?-dentrará en el mundo de ‘Verdi: La trilogía popular de ‘Rigoletto’, ‘11 Trovatore’ y ‘La Traviatta’. Una iniciativa más de las muchas con las que se ha propuesto «quitarle caspa a la ópera».
«Odio toda esa cosa casposa de creer que la ópera es solo pata unos cuantos, que solo los ‘elegidos del señor’ pueden entenderla», sentencia el barítono, pianista y presentador del programa ‘This is opera’ de La 2. Gener se revela contra los «prejuicios y clichés» que han hecho que una manifestación artística en otro tiempo popular deje de serlo. Está convencido de que quien se atreve a superarlos y compra una entrada para la lírica, cambia de mentalidad Solo hace falta upa mínima información previa, preparar al espectador para lo que va a ver. «Lo único que intento es que la gente se acerque la ópera del mismo modo que un domingo por ía tarde van al cine, porque es lo mismo».
Insiste en que se trata de «Un espectáculo moderno, como cualquier otro», y del que cualquiera puede disfrutar. «Todo el mundo tiene una ópera que le está espetarido en algún lugar», señala. Por eso 4 en vaqueros o con corbata es indiferente. «De lo que se trata es de cómo vas interiormente, de las ganas que tengas del espectáculo para dejarte penetrar por él. Da igual que vayas con un abrigo de pieles si no te enteras de nada».
Desmiente que sea un mundo elitista. Siempre hay «estirados», «como puede ocurrir en el fútbol o en Hollywood», pero insiste en que las gentes que levantan la ópera son como cualquier otra. «Yo explico la ópera tal y como es en el siglo XXI, hecha por gente normal con sus vidas como todos los demás. Al enseñarlo al público le choca porque todos estamos llenos de esos prejuicios», detalla.
Gener replica el reiterado argumento de que la lírica no es apta para todos los bolsillos. «Hace un par de año mi hija me pidió ir.a un concierto de Lady Gaga, ¡y era tan caro como una buena entrada en un buen teatro de ópera!», exclama. No puede ser barato; porque cada producción implica a decenas de personas entre técnicos y artistas¡ pero recuerda que en cada auditorio hay «precios para todos los gustos». Y también tiene una respuesta para quienes se quejan de que la ópera dura «diez mil millones de horas». (Las cosas que de verdad merecen la pena ser contada necesitan su tiempo. Francis Ford Coppola necesitó tres películas para contar ‘.El Padrino’, y otras tres Peter Jackson para El señor de los anillos».
Pero algo tiene este arte cuando, pese a’los prejuicios actuales, ha sobrevivido a cuatrocientos años de historia. Hoy ‘La Traviatta’ levantará el telón de algún teatro en algún lugar del mundo, cada día lo hace. «¿Por qué? Porque ésta como el resto de mundo, las óperas son fundamentales para nosotros, son obras de arte, es teatro con música que nos explica quiénes somos, cómo somos, a dónde vamos, cuáles son nuestros sueños y cuáles nuestros miedos. No se puede vivir sin arte, sin pintura, sin música. Y si hablamos en el año 3500, se seguiría haciendo ‘La Traviatta’», asegura.
Todo lo cuenta con un lenguaje cercano, sin tecnicismos, desde fuera del mundo de la ópera para que nadie «Se sienta excluido». Barítono retirado ¡mi sueño era cantar, pero no pudo ser porque es lo más dificil que hay¡, la música le dio una nueva oportunidad como comunicador a través de conferencias, del libro ‘Si Beethoven pudiera eséucharme’ y de los programas ‘Opera amb te.xans’ en la televisión catalana y ‘This is opera’ en La 2, que terminó el pasado diciembre (se repetirá en verano). Gener volverá a la televisión pública en 2017, pero con un nuevo espacio en el que anuncia una vuelta de tuerca. Mientras tanto, seguirá hablando de ópera frente a todos los auditorios que quieran escucharle. No lo puede evitar: «Soy enfermizamente sociable, me encanta la gente.
REGINA SOTORRÍO

Volver a Blog